3

México viste al mundo

México viste al mundo

México viste al mundo con su mezclilla

México, es un país mundialmente reconocido por tener un gran número de empresas textiles, creadoras de telas de todo tipo y por sus fábricas maquiladoras que cada año producen millones de prendas de vestir que se comercializan nacionalmente y también se exportan a diversas partes del mundo.

Su buena calidad, el bajo costo de mano de obra, la rapidez de la producción, son algunos de los aspectos que hacen que muchas de las grandes compañías extranjeras opten por trabajar de la mano de maquiladoras mexicanas para la elaboración de sus prendas, en especial aquellas que se encuentran en el país vecino, pues su cercanía es una ventaja para un mayor ahorra en el transporte de mercancía.

Los pantalones de mezclilla han tenido un largo recorrido en la moda, mientras que comenzaron a ser usados para obreros, por su larga duración, ahora se encuentran en las más famosas pasarelas, donde las marcas internacionales más reconocidas, utilizan mezclilla exportada desde México.

Hoy en día, México es el segundo proveedor más grande de este tipo de tela a los Estados Unidos, ya que de la producción total de mezclilla, un 50% se exporta y de este porcentaje la mayor parte se destina al país vecino, utilizada para marcas tan famosas como Levi’s, Gap, Tommy Hilfiger, Calvin Klein, Guess, entre muchas otras.

Durango, Guanajuato, Estado de México y Puebla son los estados de México con mayor número de producción de este textil, mientras que Querétaro, Aguascalientes y Chihuahua son los estados que menos se dedican a este sector.

Aunque México no sólo se encarga de exportar mezclilla o productos fabricados de esta, se encarga de vestir al mundo con abrigos, trajes, vestidos, camisetas, lencería, trajes de baño entre muchos productos más que se envíen diariamente a diversos países del mundo.

Y aunque las cosas parecían difíciles para la industria textil hace una década, con la integración de China a la Organización Mundial del Comercio, México ha sabido reponerse en los últimos años, convirtiéndose en uno de los países exportadores más sobresalientes en el mundo, una de las características que le han ayudado es la calidad de los productos elaborados en el país, a diferencia del país asiático, donde las empresas para quienes han trabajado, han tenido que lidiar con constantes quejas de los consumidores finales, debido a problemas de calidad en las prendas que compran.

El gobierno mexicano ha tomado la decisión de seguir apoyando a esta industria, tomando diversas medidas económicas, legales y financieras que ayuden a incrementar la productividad y la modernización de la maquinaria de las industrias dedicadas a la elaboración de textiles y prendas para este año.

“México es conocido alrededor del mundo por ser uno de los países que trabaja con mayor eficacia, altos estándares de calidad y bajos costos de producción, creando trabajos para los hombres y mujeres mexicanos que ayudan en el sustento del hogar”, comentó el presidente de Grupo Denim, Salomón Juan Marcos Villarreal.

0

Empresarios Chinos

Empresarios Chinos

El Éxito de los Empresarios Chinos

Los Chinos son grandes ejemplos de emprendedores, dispuestos a sacrificarse a fin de crear negocios rentables y prósperos en economías donde sus propios habitantes no aprovechan las oportunidades.

El perfil del empresario Chino es muy particular, y totalmente distinto al de los emprendedores Españoles y Latinoamericanos. Su principal característica es que son trabajadores incansables, con objetivos claros y dispuestos a postergar la gratificación para alcanzar sus metas.

Mientras nuestra cultura es cortoplacista y consumista, los Chinos piensan a largo plazo y son ahorradores.”Trabaja mucho y ahorra”, esa es la receta tradicional China, una receta que les permite empezar desde abajo hasta crear grandes imperios empresariales. Saben perfectamente que el éxito viene después del trabajo y del esfuerzo, y no al contrario.

Para un Chino que recién llega a otro país los primeros años son duros porque literalmente empiezan desde abajo y tienen que soportar condiciones laborales y de vida muy por fuera de lo permitido por la ley. Sin embargo, para los Chinos estos primeros años son solo el “peñasco resbaladizo de la montaña”, y saben que si quieren llegar a la cima deben superarlo.

Durante estos primeros años solo se dedican a ahorrar, pasando a segundo plano el ocio y la diversión; un sacrificio que más adelante tendrá su recompensa.

Su cultura es desapegada, cuando un negocio no marcha bien sencillamente lo cambian. Se adaptan fácilmente a los cambios, a las nuevas tendencias y a cualquier novedad en el entorno.

Los Chinos son cooperadores entre ellos, y crean lazos de confianza que les permiten prosperar en complicados escenarios. Saben que apoyar a su compañero es una inversión a largo plazo.

Es mucho lo que se puede aprender de la cultura empresarial China, sin duda es admirable su capacidad para trabajar en pro de sus objetivos y siempre buscando apoyarse entre ellos, comentó el empresario Salomón Juan Marcos Villarreal presidente de Grupo Denim.