5

Mezclilla y lo que se desconoce de ella

Mezclilla

Lo que no sabías de la mezclilla y debes conocer

La historia de la mezclilla es interesante y hay varios aspectos desconocidos para algunos, por los que en la siguiente nota te daremos a conocer datos que tal vez no habías escuchado antes sobre esta tela tan utilizada hoy en día.

La mezclilla fue inventada poco tiempo después de la fiebre de oro en California, en Estados Unidos, se dice que el pantalón de mezclilla nació un 20 de mayo de 1873 cuando Jacob Davis y Levi Strauss obtuvieron la patente de esta prenda que tardó muy poco en ser popular alrededor del mundo, siendo una prenda indispensable en todo guardarropa hoy en día.

Para elaborar la mezclilla primero hay que recolectar el algodón, anualmente se cosecha un promedio de 150 millones de pagas de algodón, con un peso de 227 kgs cada una. En la actualidad Estados Unidos, China y la India son los mayores productores.

La cosecha del algodón es un trabajo arduo y muy cansado, una persona puede recoger en promedio unos 50 kgs por día, ya que en la mayor parte de los países su recolección se hace a mano y en otros por medio de maquinaria. Al recolectarlo, el algodón contiene semillas, ramas y hojas mezclados, por lo que se limpia a través de una maquina hasta hacer una malla de fibras, para luego formar pacas y fibra de algodón limpia con la que se fabricará la mezclilla para crear los pantalones de esta tela.

“La mezclilla ha ido tomando popularidad porque mantiene un buen precio, es una tela sumamente duradera y su aspecto no cambio sino hasta después de muchos ciclos de lavado”, comentó Salomón Juan Marcos Villarreal, presidente de Grupo Denim, una empresa encargada, entre otras cosas, de la fabricación de pantalones de mezclilla.

Cada paca de algodón procesada es diferente, y tiene que pasar por máquinas distintas que ayudan a darle uniformidad, desenredarlo para formar madejas y posteriormente rollos. Las máquinas trabajan a una velocidad que alcanza los 500 metros por minutos, luego se estiran las madejas de algodón para combinarse y retorcerlo hasta formar hilos de 100 hasta 255 filamentos, posteriormente se trata con almidón de maíz para que sea más resistente y rígido y poder pasarlo posteriormente hasta telares. Finalmente se tiñen los hilos.

El pigmento índigo es uno utilizado popularmente y su origen se remonta desde plantas de las cuales se obtenía, en la actualidad este pigmento se obtiene de manera sintética y sólo se necesita una pequeña cantidad para teñir un pantalón.

“Esta tela es una de las más utilizadas en la fabricación de pantalones pues la mezclilla tiene la ventaja de poder teñirse y darle diferentes lavados sin que los pantalones pierdan su forma, además de su gran resistencia”, agregó Salomón Juan Marcos Villarreal.