2

Comercio entre México y Nicaragua

comercio entre méxico y nicaragua

 

Comercio entre México y Nicaragua.

El Comercio entre México y Nicaragua , el cual se refiere a importaciones y exportaciones de un país a otro, ha crecido de manera significante desde que el Tratado de Libre Comercio, entre ambos países, entró en vigor hace más de un año.

El embajador de México en Nicaragua, Juan Rodrigo Labardini, afirmó que el comercio entre Nicaragua y México registró un crecimiento de un 58.1% en el 2012 y aún más grande, en el 2013 de 61%, porcentajes importantes para ambos países.

El comercio entre ambos países ha registrado crecimientos de cifras históricas, según el embajador Labardini, desde que el TLC entró en vigencia y hasta hoy, el porcentaje total de crecimiento ha sido de un 308% en total.

El primer acuerdo de comercio entre México y Nicaragua, el cual se realizó hace más de 14 años ha hecho que las cifras de los productos exportados a México crezcan hasta 14 veces más.

Del total de la inversión extranjera que logra obtener Nicaragua, un 18% viene de México, esto de acuerdo a las cifras oficiales de la Agencia Oficial de Inversiones de Nicaragua, Pronicaragua.

Tanto Labardini, como los inversionistas mexicanos y nicaragüenses están de acuerdo en que ambos países se han convertido en importantes socios estratégicos, y es que cada vez que Nicaragua requiere vender un producto, una de sus primeras opciones para recurrir es México, asimismo México exporta a Nicaragua materia prima que posteriormente Nicaragua utiliza para crear nuevos productos que envían armados a México.

Con respecto a la relación de comercio entre México y Nicaragua, Salomón Juan Marcos Villarreal, presidente de Grupo Denim, comentó: “La relación entre ambos países es cada vez más importante, nuestra compañía tiene negociaciones laborales con este país que van en crecimiento, y la lavandería en el país nicaragüense es también una importante fuente de empleo en dicho país”.

0

Trabajo y Estudio

Trabajo y Estudio

Combinar el Trabajo y Estudio

Tener un trabajo en la universidad es una necesidad financiera para algunos estudiantes y un medio para lograr la independencia financiera para otros. Independientemente de las circunstancias, el equilibrio puede ser tenue a medida que los estudiantes pesan las responsabilidades de ambas cosas. Además del dinero, los trabajos universitarios tienen la ventaja adicional de permitirle a los estudiantes que construyan un historial de trabajo. Esto le demuestra a los empleados potenciales que tienen la capacidad de amañar las responsabilidades y proporciona experiencia de trabajo con diversas personas.

El impacto en lo académico

De acuerdo con la Fundación de la Universidad de Carolina del Norte, los estudiantes universitarios que trabajan más de 20 horas a la semana son más propensos a sufrir académicamente que los que trabajan de 10 a 15 horas. De hecho, trabajar 15 horas o menos en realidad puede mejorar las calificaciones. Los estudiantes que trabajan deben buscar la manera de compatibilizar el trabajo con lo académico para que éste último no sufra. Esto es especialmente importante para los estudiantes que tienen becas u otras ayudas financieras que requiere el mantenimiento de un promedio específico de calificaciones. Los estudiantes que trabajan y que comienzan a sentirse abrumados deben hablar con sus empleadores. A veces, un pequeño cambio en el horario de trabajo de un estudiante es todo lo que se necesita para poner de nuevo en marcha en lo académico.

Trabajo dentro del campus

Los estudiantes que reciben ayuda financiera podrían calificar para un trabajo en el campus como parte de un programa de trabajo-estudio. Los que no participan en el trabajo-estudio deben indagar en las instalaciones que necesiten trabajadores a tiempo parcial como cafeterías del campus o comedores, bibliotecas, centros de ensayo, laboratorios de informática y departamentos académicos. La ventaja obvia de trabajar en el campus es la proximidad a las clases.

Opciones fuera del campus

Los restaurantes y tiendas cerca del campus son buenos lugares para empezar a buscar puestos de trabajo. Muchas empresas cercanas a los campus universitarios dependen de los estudiantes universitarios en busca de ayuda a tiempo parcial, especialmente en las ciudades con universidades que son el hogar de grandes universidades. Los puestos de trabajo orientados a servicios desarrollan habilidades valiosas en el trato con los clientes. Los trabajos cerca del campus también hacen que sea fácil para los estudiantes que caminen al trabajo después de que sus clases terminen.

Pasantías pagadas

Los estudiantes que hayan completado al menos un año de universidad deben preguntarle a sus asesores académicos acerca de las pasantías remuneradas. Estas proporcionan experiencia en los campos de estudio de los estudiantes y les da la oportunidad de establecer contactos con profesionales que pueden ayudarlos a encontrar trabajo después de graduarse.

Obtener ayuda

Los estudiantes universitarios tienen varios recursos disponibles para ayudarles a encontrar empleo. Un tablero de trabajo del centro de la carrera universitaria es un buen lugar para empezar porque los empleadores que publican trabajos allí entienden que los estudiantes universitarios necesitan un horario flexible de trabajo.

El presidente de Grupo Denim, Salomón Juan Marcos Villarreal comenta que los estudiantes de hoy, se ven en la necesidad de combinar el Estudio y Trabajo para poder terminar una carrera profesional, es un gran esfuerzo que realizan para poder conseguir su objetivo final, obteniendo una madurez y responsabilidad mayor en el ámbito laboral.